martes, 20 de mayo de 2008

CARCAJADAS



Desearía tener ataques de risa más a menudo. Creo que puedo contar con los dedos de las manos los ataques de risa que he tenido en mi vida, por lo menos aquellos de los que me acuerdo. Me río, sí, pero no consigo llegar a ese punto en que la risa brota y brota sin que uno tenga ninguna capacidad para contenerla, y las tripas duelen de tanta carcajada. Y sobre todo, tengo una incapacidad absoluta para reírme cuando eso mismo es lo que se espera de mí, como por ejemplo, cuando alguien con el que no tengo demasiada confianza me cuenta un chiste. Lo paso fatal anticipando el momento en que el quien cuenta el chiste remata su locución y mira a los oyentes esperando obtener la recompensa de su carcajada, pues sé que esa carcajada no vendrá y a lo sumo, sólo seré capaz de impostar una estúpida risita. Quisiera prevenirles de antemano: "perdona, es que nunca me río con los chistes, no es que no me hagan gracia, me encantan, el único problema es que estoy psíquicamente incapacitado para la carcajada." 

Una de las pocas veces que he tenido un ataque de risa de los de verdad, de venas hinchadas, cara roja, dolor en los abdominales y terminar jadeando, fue cuando vi este vídeo musical de "Los Tigres" en un DVD de la Bola de Cristal. Hay que ver la actuación de los Tigres hasta el final, la pirueta de este pseudo David Lee Roth en el último compás de la batería es imprescindible.

7 comentarios:

juan carlos dijo...

Pues el vídeo mola, no sé a que viene tanta risa. Se nota que no has sido heavy...

Shams Tabrizi dijo...

El vídeo mola, sí... pero para las risas

Álvaro dijo...

Ayssss, qué desagradable.

Daniel S. dijo...

Risa??
A mi me ha parecido LA CAÑA!!!

No me rindoooo... no me rindooo... no me rindoportiiiiiii....

Misma canción, misma vestimenta, misma actuación con distinto idioma... y estos tios serian los Rolling Stones!!

Shams Tabrizi dijo...

Dani, eres un enfermo. ¿Tú has visto las caras del guitarrista cuando hace los solos? Menudos flipaos. No puedo para de reírme cuando me los imagino en la España de los 80 coreografiando los movimientos sincronizados de bajo y batería, yendo a la pelu a hacerse los rulos heavies, haciendo a su madre que les cosiera las mayas bien prietas... en fin. Menudos freaks.

Feñi dijo...

Más que risa, me dio un escalofrío estético. Sobre todo al mirar el escenario, que parecían estar tocando en una especie de programa de concursos.

La última vez que tuve un ataque de risa fue hace unos 15 días, cuando celebramos el día de la Madre. Estábamos en la mesa conversando y de pronto salió al baile el tema de la ropa usada. Mi hermano dijo, sin expectativas: "de más que te encuentras con un Armani... con un hoyo". Inesperadamente me agarró tal ataque que tuve que ir al baño.

Jaén dijo...

me da la risa xD